¿Qué necesitamos para tener una vida sana y feliz?

La mayoría de las personas vivimos en la creencia de que lograremos ser más felices si logramos la riqueza y la fama, sin embargo la felicidad es la consecuencia  de las relaciones que tenemos con nuestra familia y nuestro entorno, según las conclusiones de un estudio hecho por la Universidad de Harvard llevado a cabo desde 1938.

La gente más feliz no es la que más gana, sino la que más da. (H. Jackson Brown Jr. escritor y publicista estadounidense).

De acuerdo con Robert Waldinger, actual director del estudio sobre desarrollo adulto de la Universidad de Harvard, una de las principales conclusiones que se pueden deducir del estudio, es que las relaciones de calidad nos mantienen sanos y felices.

La buena vida se construye con buenas relaciones. (Robert Waldinger).

Las personas que están más conectados socialmente con  amigos, familia y su entorno, viven más, tienen una vida más feliz que los que están aislados.

Las personas que viven con un sentimiento de soledad, no solamente mueren más rápido, sino que envejecen más rápidamente tanto física como mentalmente.

Nuestra felicidad no depende de la cantidad de gente que nos rodea, sino de la calidad de nuestras relaciones con ellos.

Esto significa que podemos vivir rodeados de mucha gente, incluso estar casados, y aun así sentirnos solos.La capacidad de interactuar con las personas depende principalmente, de la capacidad que tengamos de expresarnos libre y abiertamente y viceversa.

La felicidad sólo es real cuando se comparte.

Otra de las conclusiones de dicho estudio, es que las personas, cuando atravesaban alguna etapa de dolor o sintomatología física, aquellas personas que se sentían con unas relaciones más satisfechas, su desequilibrio emocional era menor en contraste con las personas que no habían logrado esa interacción satisfactoria.

Incluso, de acuerdo a otras conclusiones, las personas que en sus relaciones de pareja se sienten apoyadas y protegidas,y sienten que pueden contar con alguien en cualquier tipo de de necesidad, mantienen en su vida una mejor memoria.

Hay una sola forma de felicidad en la vida: amar y ser amado.

Vivimos siempre buscando la felicidad, como si fuera algo que tenemos que conseguir, pensando que al lograr una meta o un fin  finalmente seremos felices.

Sin embargo la felicidad no es un fin, sino la travesía de un camino de nuestra propia vida y la cual solo la podremos lograr con el tipo de relaciones que tenemos con nuestro entorno y de la percepción que tenemos de él. Nuestra salud y felicidad es el resultado de la única decisión que podemos tomar hoy.